LA FIESTA DE LAS TROMPETAS

"Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de Shabbat, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación". Lev. 23:24

Lectura Seleccionada: Salmo 81

El objetivo central de este estudio es presentar algunos aspectos de una fiesta que poco a poco va tomando auge dentro de nuestro pueblo. Esta fiesta se celebraba el primer día del séptimo mes, Etanim o Tishri. Los judíos mantienen que el mundo fue creado en el mes de Tishri. Pero nosotros seguimos el orden de fiestas establecido por Yahweh según Éxodo 12 y Levítico 23.

Esta fiesta recibe su nombre precisamente del acto que se hacía en este día: el toque de Trompetas. Como hemos dicho anteriormente, las fiestas tienen como base principal revelarnos cuál es el plan que Yahweh tiene o que va a realizar en medio de su pueblo. Lo peor que puede hacer un yahwista mesiánico es ignorar el contenido profetice de cada una de las fiestas sagradas.

Aunque algunos judíos han llamado esta fiesta con el nombre de "Rosh Hashaná" lo que equivale a "cabeza de año", la Sagrada Escritura la da a conocer con el nombre de la Fiesta de las Trompetas. Otro detalle que no debemos pasar por alto es que los judíos la celebran durante dos dias sucesivos mientras que Yahweh en su Palabra ordena que se celebre uno.

El rito o parte más importante de esta fiesta es el toque del Shofar o cuerno de carnero. Este toque de trompetas era para que el pueblo aclamara a Yahweh como su Rey único en toda la tierra.

El Sacrificio de Isaac
Si vamos a estudiar la tipología de esta fiesta, debemos desarrollar un método o técnica para entenderla. Como fiesta ordenada por Yahweh, debemos entender que si la miramos como un evento del pasado, es decir, como algo muerto, no entenderemos lo que Yahweh quiere hacernos comprender.

Desde el momento en que Abraham iba a sacrificar a su hijo Isaac, el cuerno de carnero viene a ser un instrumento de mucha importancia en la fiesta de las Trompetas, ya que este gran acto de probar la fe de Abraham tuvo lugar en una fecha como ésta; es decir, el día primero de Tishri. Abraham ya había alzado el cuchillo para sacrificar a su hijo Isaac, cuando en el instante, oyó una voz que le decía:

"No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; que yo conozco que temes a Yahweh, pues que no me rehusaste tu hijo, tu único. Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí un carnero a sus espaldas trabado en el zarzal por sus cuernos, y ofrecióle en holocausto en lugar de su hijo". Gen. 22:12, 13

Lo Que Realmente Significa esta Fiesta
Al comenzar la tarea de interpretación, debemos determinar primero lo que el pasaje en cuestión realmente dice:

"En el séptimo mes, al primero del mes tendréis santa convocación. Ninguna obra servil haréis; os será día de sonar las trompetas". Núm. 29:1

Es sencillo lo que se pide para ese día; pero la mayoría de los yahwistas mesiánicos carecen del conocimiento y la destreza para hacer lo que Yahweh pide. Yahweh quiere "despertara su pueblo al toque de las trompetas"; es decir, quiere suscitar nuevos progresos espirituales en la vida de sus hijos.

El yahwista mesiánico sabe que el profeta Isaías fue movido a tocar, en cierta forma, una trompeta por razón de que el pueblo israelita estaba demasiado confiado en meras formas externas de adoración. Por lo dicho por el profeta, los judíos contemporáneos a él, eran más celosos por los actos externos que de la santidad interior. Este fue el mensaje dado a Isaías:

"Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado". Isa. 58:7

La práctica de santidad exterior no sólo se vio en los judíos contemporáneos a Isaías, sino también se vio en los yahwistas mesiánicos en los días del apóstol Saulo. Escribiéndole a los que estaban en Efeso, les dijo:

"Despiértate tú que duermes, levántate de entre los muertos, y te alumbrará Yahshua. Redimiendo el tiempo, porque los días son malos". Efesios 5:14,16

El toque de las Trompetas se escuchó también en la Congregación que estaba en Roma:

"Es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca nuestra salvación que cuando creímos".  Romanos 13:11

El Toque de la Trompeta y la Venida de Yahshua
El yahwista mesiánico que duerme peligra pues puede ser confundido con los muertos. Aunque está vivo, necesita que alguien toque la trompeta a su lado para que despierte de entre los muertos. La interpretación más clara para entender lo que significa la fiesta de las Trompetas la dio Saulo a los tesalonicenses.

"Porque el mismo Salvador con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Yahweh, descenderá del cielo; y los muertos en Yahshua resucitarán primero". 1 Tes. 4:16

Veamos otro pasaje que contiene la más emocionante narración del toque de trompeta. En este fascinante discurso de los futuros acontecimientos que se relacionan con la Congregación, Yahshua dijo:

"Entonces se mostrará la señal del Hijo del hombre en el cielo; y se lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con grande poder y gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntará sus escogidos de los cuatro vientos, de un cabo del cielo hasta el otro". Mateo 24:30, 31

¡Es en realidad algo sorprendente lo que significa el toque de las trompetas! ¡Despierta yahwista mesiánico, que la última trompeta está por sonar en breve!

Significado Histórico de la Fiesta
Ya establecimos lo que significa el toque de las trompetas. Ahora debemos determinar lo que significa esta fiesta en su contexto histórico original. Cada pasaje de la historia de Israel se escribió con un propósito. Eso lo dice la Escritura:

"Y estas cosas les acontecieron en figura, y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado". 1 Corintios 10:11

No es muy fácil ubicar un contexto histórico en el presente pueblo de Yahweh. Por ejemplo, a Israel se le ordenó, además del Shabbat semanal, reposar otros días durante el año. Al comprender el trasfondo de lo que significa esta convocación santa, es probable que captemos en verdad lo que Yahweh le está pidiendo a su pueblo.
"¿Para qué a mí, dice Yahweh, la multitud de vuestros sacrificios? Harto estoy de holocaustos de carneros, y de sebo de animales gruesos: no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos. ¿Quién demandó esto de vuestras manos, cuando vinieseis a presentaros delante de mí, para hollar mis atrios? No me traigas más vano presente: el perfume me es abominación; luna nueva y Shabbat, el convocar asamblea, no las puedo sufrir: son iniquidad vuestras solemnidades". Isaías 1:11-13

Lo que Yahweh quiere de nosotros es que celebremos las fiestas, pero que, por favor, "quitemos la iniquidad de delante de sus ojos y dejemos de hacer lo malo" (Isa. 1:16). Lo que hacemos en oculto nos puede resultar de valor negativo para venir a celebrar delante de Yahweh. Entre nuestras obras que no agradan a Yahweh figuran los sentimientos rencorosos entre hermanos, las actitudes negativas al deber que nos corresponde, las emociones de frustración, y hasta nuestros pensamientos que crean conflictos con nuestra santidad ya que estos se proyectan contrario a la voluntad de Yahweh.

Para un genuino celebrante, las fiestas exigen un esfuerzo de superación o de auto-análisis que es trabajoso, y que no siempre está dispuesto a realizar. Nos gusta quedar bien con el patrono aunque no quedemos bien con Yahweh. Sin embargo, para comprender las fiestas que se celebran hoy, no es necesario que nos remontemos a aquellos israelitas que ofendían a Yahweh y al prójimo, y después querían ir a celebrar como si nada hubiera pasado.

Descubramos la Bendición de Celebrar
Yahweh no convoca a su pueblo para tonterías. En sus convocaciones muchas veces surgen las cosas que menos espera uno. Nunca sabemos cuál es la obra que él va a realizar en una de sus fiestas. Si verdaderamente queremos descubrir la bendición de celebrar, debemos trazar una meta que nos libere de lo que nos estorba la celebración.

Las fiestas de las Trompetas pueden revelar muchas cosas, desde una "entera consagración" hasta el deseo de convertirse uno en una trompeta en medio del pueblo de Yahweh. Algunos denotan los deseos que la persona tiene de exponer su adoración real, de presentarse a Yahweh tal como es. Es decir, si hay un pecado que ata al yahwista mesiánico, este lo presenta delante de Yahweh y lo pone en sus manos, porque propone abandonarlo; pero si en virtud de eso, aparenta una sinceridad que no es real, Yahweh no tendrá agrado por lo que hace el celebrante.

Una Centrina Conversión
Quizás el mejor ejemplo de lo que se quiere decir por celebrar a Yahweh con agrado lo encontramos en el libro de Jeremías. Allí, con un toque de trompeta a la casa de Israel, encontramos el deseo de Yahweh:

"Si te has de convertir, oh Israel, dice Yahweh, conviértete a mí; y si quitares de delante de mí tus abominaciones, no andarás de acá para allá. Sonad trompeta en la tierra. ¿Hasta cuándo dejarás estar en medio de ti los pensamientos de iniquidad? ¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las telas de mi corazón; mi corazón ruge dentro de mí; no callaré; porque voz de trompeta has oído, oh alma mía...". Jer. 4:1, 5, 79

Si de veras nos decidimos a celebrar las fiestas de Yahweh, debemos trabajar con rumbo a una meta que nos libere de lo mundano. Para esto, tenemos que investigar qué es lo que queremos cambiar en nuestra vida, y explorar otras alternativas que agraden a Yahweh. Si lo hacemos, hemos logrado la genuina conversión que agrada a Yahweh.

La Fiesta de las Trompetas en la Vida Contemporánea
Debemos orar para que Yahweh por medio de su Espíritu nos guíe en todo. No nos debe sorprender que los judíos de hoy celebren en el día primero del séptimo mes el Rosh Hashaná y no 'a fiesta de las Trompetas. En las fiestas israelitas de hoy, los judíos están subconscientemente expresando pautas ancestrales o tradicionalistas que caracterizan el rechazo de su Mesías. Según el libro Shema Israel, de Dov Rosen, página 97, todavía leen en el día de Rosh Hashaná el verso de Miqueas 7:19 en algún lugar donde halla agua, esto es, en la orilla de la mar o de un río, una fuente, pozo o cisterna:

"El tornará, él tendrá misericordia de nosotros; él sujetará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo de la mar todos nuestros pecados".

Por no haber aceptado a Yahshua como el Salvador del mundo, tienen que sacudir los bordes de la ropa encima del agua, para significar que se desprenden de sus pecados y se esfuerzan por tener las manos limpias y su corazón puro. Pero un yahwista mesiánico verdaderamente arrepentido sabe que sus pecados están en “lo profundo de la mar" al ser bautizado en el nombre de Yahweh y de su Hijo Yahshua.

 

 

Publicado por: Publicaciones Luz de la Aurora, Inc.
P. O. Box 1858 Trujillo Alto, Puerto Rico 00760
Todos los derechos reservados. Copyright 1991

www.luzdelaaurora.org